Ficha Canon - Lucifer Di Superbia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha Canon - Lucifer Di Superbia

Mensaje  Lucifer Di Superbia el Sáb Jun 14, 2014 10:37 pm





Lucifer Di Superbia

" Un Caos ordenado y un orden caótico "


Nombre Completo

•Lucifer Di Superbia

Edad

•Unos cuantos miles de millones de años

Sexo

• La mayoría del tiempo masculino

Orientación Sexual

• Pansexual

Raza

• Demonio

Círculo Infernal

• Superbia

Ocupación

• Dirigir el infierno y mandonear a seis idiotas.

.
Habilidades

Este punto resultaría largo y tedioso de describir, así que sintetizando las cosas que puedo hacer, puedo realizar casi cualquier cosa que pase por mi mente. Después de todo, ¿qué podría esperarse del Hijo Caído de Dios?

Debilidades

Quizás estoy cerca de la omnipotencia, pero, obviando el hecho de que no voy a superar jamás a mi padre, hay ciertos puntos que debo cumplir para que pueda realizar cualquier acción sobrenatural.

1.- Las leyes de lo posible y lógico las creó mi padre y por ende yo no puedo romperlas. Por ejemplo, ¿has oído de la “Ley de Conservación de la Materia”? Bueno, pues es un excelente ejemplo de algo que no puedo hacer. Para crear algo, necesito o la energía espiritual necesaria para ello o los materiales de los cuáles el objeto está hecho.

2.- No puedo volver atrás en el tiempo, las cronologías son cosa de Dios, no mía.

3.- No puedo entrar al Cielo, de entrar ahí, no sólo perdería todo mi poder, sino todo recuerdo de lo que alguna vez fui. Lo mismo ocurre con Deadland, por algún motivo retorcido de mi padre. Ah, y casi se me olvida decir que en ciertos puntos de la tierra tampoco puedo acceder, normalmente Iglesias o Cementerios. La única forma en la que puedo acceder a cualquier sitio “Prohibido”, es si éste es corrupto por mis tropas.

4.- Hay tres personas que pueden asesinarme: Dios, el Espíritu Santo y Jesús, y para el resto de la escoria, existen dos formas de alejarme de manera efectiva: Resguardarse en alguno de los sitios prohibidos para mí y decir mi verdadero nombre. ¿Cuál es mi verdadero nombre? Hay cosas que sólo Dios y yo conocemos.



How You See Me?


Soy hermoso, ¿qué quiere que diga?

Suelo tener un porte elegante, y me gusta transmitir sensación de inseguridad, así que se podría decir que doy una imagen algo diabólica. Como se supone que debe ser. Mi cabello negro como ave de mal agüero, y mis ojos casi negros no aguardan nada bueno. La forma angulosa de mis facciones no ayuda a que a primera vista dé confianza, sino al contrario. No suelo tener una forma fija, pero la que estás viendo ahora, es la más común y la que más me gusta tener. Quizás, porque con ella fui creado.


•PB: Mard Greer


•Serie: Fairy Tail


How I Am?

Bien, bien, bien. ¿Qué le hace creer, insignificante humano tras la pantalla que usted es tan siquiera digno de conocer un poco sobre el mismísimo Príncipe de los Infiernos, gobernante del Círculo de Superbia y el Hijo Caído de Dios? Su mundano sentido del humor resulta incomprensible para mí, pero ya que resulta necesario, deberé de empezar a hablar de mí, por menos merecedor que sea usted de conocer dicha información.

Soy alguien bastante elegante al hablar y mi trato es cordial, aunque no puedo evitar ser sincero a la vez con basura como usted. Supongo, aunque su mente mortal está mucho más reducida que la mía, usted puede imaginar la escena que describiré a continuación:
Usted llegaría, tocaría la puerta de mi castillo, y gustosamente abriría la puerta, le invitaría a pasar pero se sentiría bastante incomodado por mi mirada, ¡la mirada que toda basura insignificante como usted se merecería, por supuesto! Quizás le invite algo de beber, y mientras tranquilamente conversamos le recordaré constantemente su inferioridad con respecto a mí hasta que se vea obligado a retirarse por la incomodidad que caerá sobre sus hombros. ¡Que tenga un excelente día, escoria humana~!

¿Uh? ¿Que desea conocer algo más, aparte de mi educada persona y mi evidente superioridad? ¡Pues qué clase de Gobernante Infernal se reduciría a eso! Claro que no, hay mucho más, mucho más de mi muy compleja personalidad. Debo de confesar que tengo una pequeña tendencia a explotar con facilidad cuando las cosas no salen según lo previsto o cuando algo no me agrada. ¡Y estoy en mi derecho! ¿Qué acaso ni el mismísimo mandamás del Infierno puede demandar algo de eficacia al cumplir sus mandatos? ¡Uf, que pareciera que el respeto ya no existe ni en este ni en otros mundos!
Seguramente le causa muchísima curiosidad mi opinión respecto al cielo, a los ángeles y en especial qué tipo de relación llevo con mi padre. No, no mienta, sé que usted es un morboso. ¡Y que sepa usted, despreciable humano, que el morbo es la parte que mejor conozco de su inferior especie!

¿El cielo? Debo aplaudir, ¡ese sí que es un lugar donde tratan a su monarca con el debido respeto! Si al Anciano se le ocurre que hoy es el día de disfrazarse de cabras todos van a llevar disfraz de cabra, si se le antoja que todos toquen su ridícula arpa irán todos en bola a las clases de música y un largo etcétera de ejemplos que no son necesarios para comprender la disciplina de ese lugar. ¡Pero que ni te engañe esa fachada de tontos militarizados! Que también son demasiado reprimidos.

Aunque el orden y la disciplina son cosas muy valoradas por mí, resultan bastante molestas cuando el mal que habita todo ser no puede ser manifestado. ¡Oh, seguramente estarás completamente de acuerdo con eso! ¿Cuando estás enojado no te dan ganas de golpear una pared? Pues en el cielo no te dejan golpearla porque molestas al vecino, ¡no es ético para ese montón de idiotas! En cambio en el cielo, si estás algo molesto puedes salir tranquilamente de casa, arrancarle la cabeza a alguien y todos felices.

Sí, definitivamente se puede decir que, como todos los demonios del infierno, yo soy libre.

¡Oh, vamos, hasta los ángeles llegan a darme algo de lástima! Y no sólo ángeles, sino también esos supuestos brujos blancos y ya ni hablemos de unos cuantos humanos que se dejaron lavar el cerebro. Siempre delimitándose a sí mismos, bajo esa cosa que llaman moral. ¡Pero no me parecen los ángeles el peor tipo de basura que hay!

Si la escoria celestial de por sí está muy por debajo de mi estratosférica altura, ellos están todavía más abajo. ¡Oh, sí, si hay algo que desprecio más que las razas celestiales son las razas neutras! No tienen la disciplina del cielo, no tienen la libertad del infierno. No tienen nada esos pobres perdedores.

Su morbo no tiene límites, ¿verdad? ¡Sé que ha esperado todo este tiempo por esta parte! Sí, seguro me encantará hablar de mi Padre.

Bien, he de confesar que hubo un tiempo en el que fuimos cercanos, ¡casi podría decirse que teníamos una buena relación! Pero me fui dando cuenta de muchas cosas, muchísimas cosas. Me di cuenta, entre ellas, que no era libre. En fin, es una historia demasiado larga, pero que tuvo un final desastroso. Heme aquí, abandonado por Dios, abandonado por mi padre.  Aw, qué triste, puedes pensar. ¡Pero nada de eso! Yo soy libre ahora, yo puedo declararle la guerra al cielo.

Ni Dios, ni nadie más puede detenerme ahora.

Fortalezas:
1.- Metódico y disciplinado, muy eficaz en lo que hago.
2.- Orden por encima de todas las cosas, incluso en crear caos sigo un riguroso régimen.
3.- Conozco perfecta y milimétricamente mis habilidades, muy por encima de las suyas, insecto humano.
4.- Soy un excelente líder, asumo el mando con facilidad y llevo de la mejor forma a mi bando a la victoria.
5.- Obviamente, mi mayor fortaleza es que sé lo que me merezco, lo que soy capaz de hacer, y eso me lleva a realizarlo.

Debilidades:
1.- Debo confesarlo, pierdo los estribos con mucha facilidad, lo cual me hace cometer una que otra tontería.
2.- Mis definiciones de orden son bastante cambiantes, lo que en un momento me parecía un caos total, en otro momento es para mí el perfecto orden, o viceversa.
3.-   Quizás conozca bien mis habilidades, pero no mis debilidades.
4.- Apenas alguien que está bajo mis órdenes no muestra su debida obediencia, pierdo el control.
5.- Quizás, y siendo esto lo que causó mi caída, he logrado cosas muy grandes por saber qué merezco, por buscar siempre más. Pero cuando fallo en conseguirlo, caigo desde lo más alto.


My History


La verdad, relatar toda mi larguísima vida sería demasiado trabajo y poco interesante, tanto para mí como para usted, así que sólo iré a los puntos que le interesan: Mi caída y mi ascensión al Príncipe de los Infiernos. Nuestras admin son geniales.
Sé que una de tus mayores dudas será “¿qué te llevó a rebelarte contra tu padre?” Pues te confesaré que yo ocupaba uno de los puestos más importantes del cielo: Ocupaba el lugar del Hijo en la Santa Trinidad. Y puede que esto te confunda, seguramente pensabas que desde el principio de los tiempos ese papel fue ocupado desde siempre por un sujeto barbudo llamado Jesús. Pues no fue así.

Yo fui creado expresamente para ese trabajo, mantener el orden en el cielo y en la joven tierra. Eficaz, disciplinado y muy metódico eran palabras muy exactas para describirme en aquel entonces. Ah, pobre ignorante, atado a un escritorio lleno de papeleo y problemas que resolver. Supongo que no hubo un detonante específico para ello, supongo que siempre me fascinó la idea de un caos ordenado. Un caos que se diese deliberadamente y terminara del mismo modo, un caos que pudiese controlarse a pesar de ser un completo desastre. Alguien que gobernara el caos. ¿No lo entiende? Descuide, a veces yo tampoco lo entiendo.

Bueno, supongo que hay algo que sí puede entender y que resumiré de forma sintética: Estaba aburrido del orden, pero a la vez me daba seguridad. Y estaba fascinado del caos, pero a su vez no quería abandonar mi zona de protección. Quizás era demasiado cobarde para un desenfreno total, o demasiado aventurero para vivir en la más absoluta calma.
Mi rebelión inició con una excusa utilizada de detonante falso: El nacimiento del Mesías. Debo confesarlo, jamás fue de mi agrado, pero a diferencia de lo que mi padre cree, no fue el verdadero motivo. ¡No hay ni siquiera un motivo! ¿Sabe una cosa? ¡Los motivos están sobrevalorados! Simplemente me sedujo la idea de hacerlo, vi la oportunidad de hacerlo y aquí estoy, viviendo las consecuencias de mi imprudencia. En fin, ¿qué más se puede hacer? Ya está todo hecho.

Moví influencias, incluso, puede que haya hecho del cielo algo peor que el infierno con esa guerra que estalló contra mi Padre. Era exactamente lo que yo quería: Un conflicto seguro, porque sabía que mi Padre era incapaz de acabar con mi existencia, y aunque seguramente era acreedor de un severo castigo, no iba a ser nada que no pudiese soportar. Felicidades, brillantísimo Lucifer, has abandonado a tu antiguo yo, aquel que era incapaz de salir de esa zona de comodidad.

Lamentablemente, y como ya sabes, fui derrotado y enviado a la tierra de los condenados. ¿Cómo fue? Fue algo bastante rápido, y hasta cierto punto, fue bastante predecible mi derrota. No hice nada para resistirme, porque lo sabía, yo iba a perder y esos momentos serían los últimos en el cielo. Quizá desde el inicio siempre lo supe, siempre supe que esto traería consecuencias permanentes, pero como he dicho ya, nada insoportable para mí, ni nada que me haga arrepentirme.

¿Y sabe bien por qué no me arrepiento en lo absoluto?

Porque ahora, míreme, soy el que gobierna el caos. Soy libre para hacer y deshacer, crear y destruir. Soy el jefe de seis idiotas, y soy el que dejó esa mancha de caos en la perfección del cielo, dejándolo impuro.

Al final, querido Padre, el verdadero ganador de esta guerra fui yo.


Others

Gustos:

1.- El café y el té son mis bebidas favoritas, me tomo un tiempo de cada día para degustarlas en total relajación.

2.- Me gusta mucho la música, y debo confesar, que en mis momentos privados a veces puedo emocionarme al grado de querer bailar.

3.- Sentir mi superioridad con respecto a la de toda la escoria celestial o neutra.

4.- Me gustan los caballos, esos magníficos animales. Incluso sé cabalgarlos, y es de mis actividades favoritas.

Disgustos:

1.- El cielo, obviamente.

2.- Que esos seis ineptos que trabajan para mí no hagan lo que deben.

3.- Que mi padre pasee su cara de zorro por aquí y se crea mejor que yo.

4.- Que yo NO pueda pasear mi belleza por allá y creerme mejor que Él.

Code by Sapphire Virus



avatar
Lucifer Di Superbia

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 04/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha Canon - Lucifer Di Superbia

Mensaje  Sillica Crane el Lun Jun 16, 2014 12:55 pm


_________________
There was a crooked women, who walked a crooked mile. She found sixpence crooked, under a crooked stile. She found a crooked cat, who haunt a crooked mouse. And they all lived together in a beauty crooked house~
When a sweetheart is cruel...:
avatar
Sillica Crane
Admin

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 22/03/2014
Localización : In the mood -chananananananana-(?)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.